Gobernanza Climática

Desinversión de Combustibles Fósiles en Irlanda

Desinversión Combustibles en Irlanda

Fuente: Trócaire

Proyecto de Ley de Desinversión de Combustibles Fósiles de Irlanda Destaca el Éxito de un Movimiento en Crecimiento

La desinversión de combustibles fósiles es un movimiento en crecimiento en Irlanda. El país está en camino a convertirse en la primera nación en desprenderse de las compañías de combustibles fósiles. El Proyecto de Ley de Desinversión de Combustibles Fósiles, que se convertirá pronto en ley, requiere que la Irlanda se deshaga de 350 millones de dólares en inversiones en 150 compañías de petróleo, gas, carbón y turba. Esta será una de las mayores ganancias hasta la fecha para este movimiento, el cual busca convencer a inversores financieros de retirar su activos de empresas que se dediquen a la extracción de combustibles fósiles.

La medida recibió elogios de grupos ecologistas y políticos progresistas de todo el mundo. Como respuesta a este proyecto de ley, el activista ambiental estadounidense y cofundador de 350.org, Bill McKibben, declaró en Twitter:

“La decisión de Irlanda de desprenderse de los combustibles fósiles me conmociona. Es uno de los momentos más importantes en lo que se ha convertido en la campaña más grande de su tipo en la historia. Gracias a todos los que lucharon.”Bill McKibben

Off target Foto: CAN Intl.

Off target Foto: CAN Intl.

La Cámara Baja del Parlamento Irlandés aprobó el proyecto de ley de desinversión para eliminar los combustibles fósiles del fondo de inversión nacional de €8 mil millones del país. Se espera que el proyecto de ley pase a la Cámara Alta y cuente con el apoyo del Primer Ministro Leo Varadkar. Una vez promulgada, Irlanda seguirá adelante con su plan de desinversión “tan pronto como sea posible” con la expectativa de que esto ocurra dentro de cinco años.

“Creo que es importante en la configuración de toda la discusión sobre el cambio climático. El hecho de que el Gobierno lo acepte debería fortalecer … su compromiso”, dijo Thomas Pringle, miembro del Parlamento irlandés, quien presentó el proyecto de ley.

“Irlanda debe asumir su parte justa de la carga de la acción climática” Thomas Pringle,

El proyecto de ley está listo para ayudar a cambiar la reputación de Irlanda como un “rezagado.” en la acción climática. Climate Action Network Europa clasificó a Irlanda como el segundo peor actor de la Unión Europea en la lucha contra el cambio climático, terminando solo detrás de Polonia.

¿Qué es la desinversión?

El movimiento de desinversión de combustibles fósiles, que fue iniciado por 350.org en 2010, busca que una amplia gama de organizaciones eliminen sus inversiones en compañías de carbón, petróleo y gas. La mayoría de las campañas se centran sobre una lista de las principales 200 compañías de combustibles fósiles. La inspiración proviene del éxito de campañas de desinversión previas, especialmente la campaña mundial de los 80’s para desinvertir en Sudáfrica, a modo de protesta contra el apartheid.

Si bien el movimiento de desinversión se ha convertido en una táctica popular para atacar a las fuerzas impulsoras del cambio climático, este no deja de tener críticas, ya que hay quienes consideran al movimiento como inútil y equivocado. Se han planteado dudas sobre si el movimiento dará como resultado una acción significativa contra el cambio climático.

Sin embargo, el impacto del movimiento de desinversión, que aún está en sus primeras etapas, se ha vuelto claro. El total neto de fondos de inversión comprometidos con la desinversión de los combustibles fósiles ya ha superado los $6 mil millones. El gigante del carbón Peabody Energy, que se declaró en bancarrota en abril de 2016, señaló en un informe a la Comisión de Bolsa y Valores de EE. UU. que los esfuerzos de desinversión podrían “afectar negativamente la demanda y el precio de los valores emitidos por nosotros, e impactar nuestro acceso a la capital y mercados financieros “.

El impacto más importante de la campaña de desinversión puede ser el efecto a largo plazo de la estigmatización de las compañías de combustibles fósiles.

Como señala McKibben, “lo que hará es comenzar el proceso, avanzar en el proceso de bancarrota política”.

Un movimiento en crecimiento

El movimiento de desinversión en combustibles fósiles ha ganado fuerza en los últimos años debido a que un gran número de compromisos de alto perfil de organizaciones religiosas, fundaciones filantrópicas, gobiernos, instituciones educativas, fondos de pensiones, ONG, corporaciones e instituciones de salud, han impulsado el movimiento. Noruega se ha comprometido a desinvertir parcialmente las inversiones en combustibles fósiles de su masivo fondo de riqueza soberana de $ 1 billón. En enero, el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill Di Blasio, declaró que su ciudad se desharía de las inversiones de los fondos de pensiones de la ciudad en la industria de los combustibles fósiles.

Con la aprobación de este proyecto de ley, Irlanda ha sufrido uncambio sísmicopara convertirse en un líder en la acción climática. Este proyecto de ley es una victoria masiva para un movimiento en crecimiento que espera poner fin al dominio de los combustibles fósiles.

 

 

Deja un comentario