Conferencia sobre el Cambio Climático

COVID-19 No Puede Retrasar la Acción Climática

Photo: Andrew Parsons

La Conferencia anual de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP26) de este año, fue pospuesta oficialmente hasta el 2021. La decisión fue tomada este 1 de abril, y responde a las preocupaciones sobre la pandemia por COVID-19. El Bureau de la CMNUCC habiendo consultado con el Reino Unido e Italia, tomó la decisión. La Conferencia estaba originalmente programada para llevarse a cabo del 9 al 19 de noviembre en Glasgow, Escocia.

“El mundo se enfrenta actualmente a un desafío global sin precedentes y los países están centrando sus esfuerzos en salvar vidas y luchar contra COVID-19. Es por eso que hemos decidido reprogramar la COP26”, dijo el presidente designado de la COP26, Alok Sharma.

Las reuniones de los órganos subsidiarios (SB52)  de la CMNUCC también se pospondrán hasta el 4 al 12 de octubre de 2020.

Esta decisión es una medida necesaria para combatir la pandemia, sin embargo genera decepción y preocupación. Se esperaba que la COP26 fuese un hito en 2020, año clave para aumentar la ambición climática a medida que las naciones inician la presentación de  sus nuevas Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC).

La decisión se da al mismo tiempo que algunas naciones están utilizando la pandemia como una excusa para reducir las medidas de protección ambiental y su ambición climática. Estados Unidos está por revocar una política sobre estándares de eficiencia de combustible creada en el gobierno de Obama, impulsando ventas masivas de combustibles fósiles y relajando la aplicación de las leyes ambientales. Brasil está reduciendo la persecución de  delitos ambientales, pese a que recientemente un defensor de territorio indígena ha sido asesinado.

La amenaza que representa COVID-19 para el mundo no significa que tengamos el lujo de esconder la crisis climática bajo la alfombra. Esta crisis debe servir para aumentar la acción climática, y el coronavirus se puede presentar como una oportunidad para hacerlo. Los paquetes de estímulo económico para la etapa de recuperación por los daños de COVID-19, deben impulsar a los países hacia una transición económica menos intensiva en carbono.

“El aplazamiento de la COP26 no significa un aplazamiento de la ambición climática”, dijo Tasneem Essop, Directora Ejecutiva de Climate Action Network – International. “Esto no deja a los gobiernos fuera de peligro: continuaremos haciéndolos responsables de entregar una ambición climática renovada para la transformación equitativa y justa de sus sociedades”.

El tiempo para abordar la crisis climática se agotó, es urgente que las naciones aprovechen este momento para ser más ambiciosas en lugar de posponer cualquier decisión significativa hasta la COP26 en 2021.

1 reply »

Deja un comentario