Derechos Humanos

Acuerdo de Escazú gana impulso

Fuente: Cancillería Argentina

En las últimas semanas, Nicaragua y Panamá acordaron ratificar el Acuerdo de Escazú, creando una renovada esperanza de que el tratado pueda entrar en vigencia este año y ejerciendo presión a los países que aún no lo han hecho.

El Acuerdo de Escazú es un tratado ambiental regional entre las naciones de América Latina y el Caribe para proteger los derechos humanos de los defensores del medio ambiente y proporcionar acceso público a la información. Es el primer tratado ambiental de este tipo en la región.

Las recientes acciones de Nicaragua y Panamá son muy positivas, y con solo cuatro ratificaciones más el tratado podría entrar en vigencia este año.

En un momento en que la democracia global, y particularmente en América Latina, está en retraso, el Acuerdo de Escazú será una herramienta vital para proteger los derechos humanos en lo que se ha denominado la región más peligrosa del mundo para los defensores del medio ambiente.

Nicaragua y Panamá preparan el escenario para 2020

El Acuerdo de Escazú requiere once ratificaciones. Si bien 22 naciones han firmado el acuerdo, menos de un tercio lo han ratificado. Panamá y Nicaragua se unen a Bolivia, Guyana, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nieves ,y Uruguay, como las siete naciones que votaron para ratificar el acuerdo.

La ratificación por parte de Panamá, país que ha estado involucrado durante mucho tiempo en el desarrollo del tratado, fue un bienvenida y muy esperada.

“Con respecto de Panamá,  Panamá es un país que tuvo un gran liderazgo antes de la negociación del acuerdo,” dijo Andrea Sanhueza, un representante electo del público para el Acuerdo de Escazú. “Por lo tanto, hubo una voluntad de gobierno a ratificarlo a la brevedad así como de la sociedad civil panameña empujar esta ratificación.”

La ratificación de Nicaragua es aún más sorprendente, ya que el país estuvo ausente de las negociaciones preliminares y solo en septiembre firmó el tratado. Nicaragua  dentro del Acuerdo de Escazú es especialmente notable dada la preocupación que ha surgido en ese país en los últimos años en torno al cumplimiento de  los derechos humanos.

“Por un lado, es algo bueno porque sabemos que el acuerdo trata de temas importantes, pero por otro lado, tenemos un gran reto,” dijo Majorie Martínez, asesora legal del Centro Alexander von Humboldt en Managua.

El Dr. David Boyd, Relator Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos y el medio ambiente, recientemente nombrado primer defensor del Acuerdo de Escazú, ofreció una versión más optimista de la reciente ratificación de Nicaragua:

“Creo y espero que esto sea, en primer lugar, una señal de que el gobierno comenzará a tomar estos problemas más en serio. Y, en segundo lugar, tan pronto como este Acuerdo de Escazú entre en vigencia, las personas que trabajan tan duro y tan valientemente en Nicaragua tendrán protección  y herramientas adicionales a su disposición “.

Costa Rica debe ratificar el Acuerdo de Escazú

Si bien Costa Rica es uno de los firmantes originales del acuerdo,  aún no lo ha ratificado, ya que ciertos miembros de la Asamblea Legislativa han  retrasado su votación. Los recientes fichajes de sus vecinos podrían aumentar la presión para que Costa Rica se sume  este mismo año.

“Costa Rica ha sido y sigue siendo uno de los principales partidarios de este tratado”, dijo Danielle Andrade, una representante electa del público para el Acuerdo de Escazú. “No tenemos dudas de que lo ratificarán”.

Boyd también se mostró optimista:

“Costa Rica es un líder internacional en muchos aspectos en términos de protección ambiental y derechos humanos. Sé que hay muchas personas en Costa Rica que trabajan muy duro para completar esa ratificación y espero que eso suceda en el futuro cercano”.

Chile sigue decepcionando

Mientras continúa el impulso para que el Acuerdo de Escazú se apruebe este año, Chile, que presidió la conferencia climática del año pasado y está bajo el foco de atención por violaciones de derechos humanos contra su propio pueblo, se ha negado a unirse a las otras 22 naciones que han firmado. Chile desempeñó un papel clave en las negociaciones bajo la presidenta Michele Bachelet, pero la administración actual ha tenido una actitud diferente.

Cuando se le preguntó sobre el tratado, la presidenta de la COP25 y la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, criticaron:

“La firma de Escazú pone el riesgo de internacionalizar conflictos que son y deben ser internos y que, justamente, la firma del Tratado –al internacionalizarse- pone a Chile en una situación que lo puede perjudicar, y es por eso que lo que estamos haciendo como Gobierno es reforzar la institucionalidad chilena para incluso avanzar más en esta materia, garantizando los derechos de todas las personas en el acceso a la Justicia, en el acceso a la información ambiental y a la participación ciudadana, sin poner en riesgo que se perjudique a nuestro país a través de la internacionalización de proyectos.”

Los comentarios recientes de Schimdt comprometen aún más la reputación de Chile como líder ambiental regional y son consistentes con las declaraciones del gobierno actual que dicen que el tratado amenaza con arriesgar  la soberanía de la nación.

“Esos comentarios simplemente no tienen ningún sentido para mí y son completamente inconsistentes con la experiencia positiva de más de 40 países en Europa y Asia con un acuerdo similar”, dijo Boyd. “Creo que el enfoque negativo de Chile definitivamente está frenando el progreso y es realmente lamentable”.

‘Cerca de la línea de meta’

Si bien la actitud de Chile hacia el tratado es desafortunada, con solo cuatro naciones necesarias para que el tratado entre en vigencia, existe una verdadera esperanza de que esto pueda suceder antes de la COP26 en Glasgow. Los signatarios, como Costa Rica, Argentina, Ecuador, Paraguay y Perú, se encuentran entre los países a los que hay que prestar atención este año.

“Creo que hay un puñado de países que están muy cerca de la línea de meta aquí”, dijo Boyd. “Realmente espero y también creo que este acuerdo entrará en vigor este año”.

1 reply »

Deja un comentario