COP25

Pronunciamiento ante la suspensión de la COP25

Justicia Social y Climática van de la mano.

La mañana de este miércoles, Sebastián Piñera anunció la suspensión de la COP25 en Chile, ante la situación crítica que está atravesando el país en la cual se han reprimido con violencia las demandas de justicia social del pueblo chileno. 

Ante este contexto de irrespeto a los derechos humanos, violencia y represión, en La Ruta del Clima nos solidarizamos con el pueblo chileno y con las organizaciones de la sociedad civil de Chile. Estamos convencidos de que la suspensión de la COP25 no es una solución pero sí el resultado de un ambiente de injusticia social y violación a los derechos humanos promovido por el Gobierno de Chile.

La injusticia social y la crisis climática son temas que se encuentran  estrechamente vinculados el uno al otro, y deben ser abordados como un tema integral. Ambas crisis son resultado de sus modelos económico y social que  han impulsado un “crecimiento” a costa de la justicia, los derechos y la vida en sus distintas formas, inclusive por encima de vidas humanas. 

La COP25 es un diálogo necesario y urgente que debe realizarse con las condiciones adecuadas. El Gobierno de Chile renuncia a la organización de la COP25 en Chile, sin embargo, pretende continuar con la Presidencia de la COP25. Para esto debe restablecer las garantías constitucionales y entrar en un diálogo serio con el pueblo chileno. Violar los derechos humanos y ejercer el militarismo tiene un costo político y este debe verse reflejado en la política exterior de los países latinoamericanos hacia el Gobierno de Chile.

Hacemos un llamado al gobierno chileno a dar una respuesta legítima y justa a las demandas sociales que el pueblo ha manifestado. El cierre de un espacio de diálogo, como la COP25, no debe fungir como excusa para ignorar esas demandas, exigimos justicia social y respeto a los derechos humanos en Chile; y externamos nuestra solidaridad con la sociedad civil organizada y el pueblo chileno.

Deja un comentario