EEUU

Biden y su enfoque “a medias” ante el cambio climático

Foto: Kelly Kline

Se dice que el ex vicepresidente y favorito demócrata Joe Biden está redactando una agenda climática que busca un punto “medio” para la crisis climática, según un artículo de Reuters del 10 de mayo.

Por un lado, es probable que Biden siga con el Acuerdo de París y preserve las regulaciones de Obama sobre emisiones y eficiencia de combustibles fósiles que Trump ha tratado de revertir.

Pero, por otro lado, una fuente anónima dijo a Reuters que la política de Biden podría incluir opciones de energía nuclear y combustibles fósiles, como el gas natural y la tecnología de captura de carbono.

El enfoque del ex vicepresidente contrasta con muchos de sus rivales para las elecciones del 2020. El representante de Texas, Beto O’Rourke, solicitó la movilización de 5 billones de dólares para convertir a Estados Unidos en una nación sin emisiones de carbono para 2050. El gobernador de Washington, Jay Inslee, presentó una agenda climática integral que insta al cierre de todas las centrales eléctricas de carbón en los Estados Unidos para el 2030. Los senadores Bernie Sanders, Kirsten Gillibrand, Amy Klobuchar, Cory Booker, Kamala Harris y Elizabeth Warren copatrocinaron la resolución Green New Deal presentada por la Representante Alexandria Ocasio-Cortez y el senador Ed Markey.

Sólo recientemente, Biden entró tardea la carrera electoral, pero se ha convertido en uno de los lídere en varias encuestas.

El enfoque de “terreno intermedio” de Biden fue recibido con ridículo por parte de los ambientalistas.

“Estrategia interesante: Biden recurre a la física, química para encontrarse con él a mitad de camino. Va ser curioso de ver cómo responden,” escribió Bill McKibben en Twitter.

El Director Ejecutivo del Movimiento Sunrise, Varshini Prakash, dipo una crítica asombrosa a la estrategia de Biden:

El “punto medio “de Biden ahogará a comunidades enteras para siempre, incendiará vastas franjas de nuestro país, matará a millones de especies y desgarrará el tejido de nuestra economía y sociedad global,” dijo Prakash. “Mi generación no tiene el lujo ni el privilegio de ‘terreno intermedio.'”

Inslee, quien está comprometido a mantener la política climática a la vanguardia de la plataforma demócrata, lo criticó:

Y también Sanders:

Quizás Ocasio-Cortez lo dijo mejor:

El informe de Reuters reveló que Heather Zichal ha estado fungiendo como asesora informal de Biden en política climática. Ella fue asistente adjunta de energía y cambio climático del presidente Barack Obama y actualmente es vicepresidenta de participación corporativa para la Conservación de la Naturaleza. Hasta hace poco, también formaba parte de la junta directiva de Cheniere Energy Inc., una empresa que exporta gas natural licuado. Mientras trabajaba para Obama, Zichal se reunió con ejecutivos de Cheniere.

Zichal fue rápido en condenar el informe:

“Espero que el presidente @JoeBiden promulgue una política audaz para enfrentar el cambio climático de manera significativa y duradera,” escribió Zichal en Twitter. “Reuters se equivocó. Cualquier sugerencia de que no lo haría está en contradicción directa con su largo historial de entender el cambio climático como una amenaza existencial.”

Biden ha intentado convertirse en un campeón del clima en la campaña, apuntando a su trayectoria en el tema que se remonta a la década de 1980.

“Soy uno de los primeros en presentar un proyecto de ley sobre el cambio climático en el ’87,” dijo Biden en un discurso reciente en Iowa.

Sin embargo, no está claro si Biden está dispuesto a abordar la necesidad urgente de la acción climática, como se muestra en los informes recientes del IPCC y de la Evaluación Nacional del Clima de los Estados Unidos. Si bien algunos empleados de la era de Obama se han alejado del enfoque incremental para combatir el cambio climático del ex presidenteen favor de políticas más audaces, otros siguen comprometidos con la estrategia energética de Obama “todo lo anterior,” que incluye combustibles fósiles y renovables. energía.

Biden aún no ha firmado el Compromiso de No Fossil Fuel Money, que compromete a los candidatos presidenciales a realizar campañas libres de contribuciones de la industria de combustibles fósiles y de los comités de acción política de las empresas. Esto contrasta con Sanders, Inslee, Warren, Gillibrand, O’Rourke, el alcalde de Indiana, Pete Buttigieg de Indiana y otros candidatos, que firmaron el compromiso.

El enfoque a medias de Biden ante la crisis climática muestra que el principal candidato demócrata está fuera de contacto con la ciencia y de la base electoral que se ha movilizado cada vez más en el tema. Si bien los detalles de la propuesta de Biden aún no se han visto, las medidas a medias son muy cortas.

Deja un comentario