Noticias Climáticas

Jair Bolsonaro amenaza compromisos climáticos de Brasil

Jair_Messias_Bolsonaro_(face).jpg

Foto: Wikimedia Commons

Jair Bolsonaro: Una agenda climática deplorable para Brasil

El reciente ataque contra el candidato y congresista de extrema derecha, Jair Bolsanaro, sumió las próximas elecciones presidenciales de Brasil en un caos y aumentó las perspectivas de un candidato peligroso que ha expresado opiniones deplorables y promueve una agenda contra el ambiente.

Bolsonaro, un populista de derecha, que representa una gran amenaza para los compromisos climáticos de su nación, promete seguir el ejemplo del presidente Donald Trump y retirar a Brasil del Acuerdo de París.

Bolsonaro, descrito por Glenn Greenwald y Andrew Fishman de The Intercept como el “funcionario electo más misógino y odioso en el mundo democrático,” fue apuñalado en una evento de su campaña el 7 de septiembre. Aunque perdió el 40 por ciento de su sangre, está mejorando y permanece en la carrera En la primera encuesta posterior al ataque, Bolsonaro se elevó en popularidad a un 30%, mientras que el resto de los candidatos no llrgaron a más del 12 por ciento.

Una victoria de Bolsonaro sería un golpe devastador para la democracia Brasileña. Bolsonaro, quien actualmente está capitalizando con la ola mundial de populismo de derecha, tiene un historial de hacer declaraciones peyorativas sobre grupos marginados. Ha mostrado desprecio por las normas democráticas, presumido en una concentración de campaña que le gustaría disparar a los miembros corruptos del popular Partido de los Trabajadores (PT) y se ha referido a la dictadura militar de la nación de 1964-1985 como un período “muy bueno.”

“Como Trump, Bolsonaro es racista,” dice Paulo Lima, periodista brasileño y director ejecutivo de la ONG Viração Educomunicação. “Es también defensor de las armas, es contrario a los derechos de la población LGBTI y contra el movimiento que lucha por los derechos de las mujeres.” Paulo Lima, Periodista Brasileño.

El Efecto de Lula

Las perspectivas de una presidencia de Bolsonaro aumentaron dramáticamente el 31 de agosto cuando el Tribunal Electoral Superior (TSE) de Brasil declaró al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, o “Lula”, inelegible para un tercer mandato. Actualmente se encuentra en la cárcel y podría apelar la condena de 12 años por corrupción y lavado de dinero.

Antes de ser declarado inelegible, Lula estaba constantemente sondeando por delante de Bolsonaro. Según un estudio de CNT / MDA en agosto, Lula obtuvo un 21.8 por ciento, mientras que Bolsonaro estaba en un 18.4 por ciento.

Plação_do_Bolsonaro

Foto: Wikimedia Commons

Mientras que el PT de centro izquierda de Lula difiere considerablemente del Partido Liberal Social de extrema derecha de Bolsonaro, este último podría atraer a los votantes de mentalidad populista de Lula.

“La imagen de ‘outsider’ y ‘disidente’ que Bolsonaro intenta proyectar en su campaña también ha atraído a votantes no ideológicos que estarían con Lula si fuera el candidato”, dice Bruno Heilton Toledo Hisamoto, Ph.D. candidato en Relaciones Internacionales en la Universidad de São Paulo, hablando con La Ruta del Clima. “Es decir, los votantes a los que les gusta más el estilo de Lula que la plataforma ideológica de PT y ven este estilo en Bolsonaro. Por lo tanto, desde la derecha, Bolsonaro reúne los votos que tradicionalmente irían a un moderado Partido de la Democracia Social de Brasil y logra capturar algunos de los votos que irían a Lula en circunstancias normales.” Bruno Heilton Toledo Hisamoto, candidato Ph.D.  en Relaciones Internacionales en la Universidad de São Paulo.

El Alzamiento de Bolsonaro

El mensaje de Bolsonaro ha resonado con un electorado brasileño harto de la corrupción desenfrenada en su país. El actual presidente Michel Temer, del partido Movimiento Democrático Brasileño, ha tenido una calificación de aprobación de un solo dígito durante meses. Desde que asumió el poder luego de la controvertida destitución de la entonces Presidenta Dilma Rousseff, Temer ha sido asediado con acusaciones de corrupción y obstrucción de la justicia.

Un populista de derecha, Bolsonaro ha prometido atacar la corrupción y la delincuencia, mientras ataca a los grupos marginados en el proceso.

“Bolsonaro se basa mucho en el discurso de Donald Trump, a quien repetidamente le rindió homenaje público desde antes de su elección”, dice Toledo. “Al igual que Trump, Bolsonaro quiere proyectar la imagen de un extraño dispuesto a desafiar al establishment político y terminar con la política tradicional, a pesar de que ha sido congresista durante casi 30 años, con sus hijos ocupando posiciones electivas en todas las áreas del legislatura.” Bruno Heilton Toledo Hisamoto, candidato Ph.D.  en Relaciones Internacionales en la Universidad de São Paulo.

Un capitán retirado del ejército brasileño, Bolsonaro también apela a un nacionalismo militarista y acusa a la izquierda de ser “globalista”, dice Toledo. “En este punto, también recurre a la xenofobia, rechazando la entrada de inmigrantes en el país, ya que pueden ‘robar trabajos’ de los trabajadores brasileños.”

Bolsonaro y el Acuerdo de París

Si bien el cambio climático no ha jugado un papel importante en la campaña presidencial de este año, y las intenciones de Bolsonaro de dejar el Acuerdo de París han sido poco más que una nota al pie en su mensaje de campaña, la retirada tendría graves consecuencias tanto para Brasil como para la comunidad internacional. Brasil, que es el hogar de la selva tropical más grande del mundo y la novena economía más grande, también se considera el probable anfitrión para las negociaciones sobre el clima de 2019.

La retirada propuesta por Bolsonaro fue recibida con duras críticas por parte del jefe de Medio Ambiente de la ONU, Erik Durkheim, quien declaró: “El rechazo del Acuerdo de París es un rechazo de la ciencia y los hechos. También es una falsa promesa, porque los políticos que presentan la acción climática como un costo para la sociedad lo han malinterpretado “. Erik Durkheim, UNEP.

Sin embargo, como Toledo dice, sería difícil para Bolsonaro retirar a Brasil del Acuerdo de París porque el texto fue ratificado por el Congreso y el Presidente no tiene el poder inmediato para denunciarlo. “Además, muchos estados brasileños también tienen compromisos climáticos que son independientes de la acción del gobierno federal y prácticamente todas las grandes empresas brasileñas en todos los sectores económicos son signatarios de declaraciones internacionales en favor de las acciones climáticas”.

“Mi miedo aquí es más práctico que legal. Un hipotético gobierno de Bolsonaro podría sabotear medidas importantes para facilitar el logro de los objetivos de Brasil para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, especialmente en el combate a la deforestación y la agricultura. Si Bolsonaro afloja solo la legislación de cambio de uso de la tierra, los efectos en las emisiones nacionales de gases de efecto invernadero serían grandes.”

La preocupación también ha sido expresada por Lima, quien tiene miedo:

“Si Brasil abandonara el Acuerdo de París, tendríamos consecuencias enormes y sería un gran retroceso. Ante todo, Brasil dejaría de ser un gran jugador en el escenario internacional y en las negociaciones en el marco de la UNFCCC y de las COPs. Brasil pasaría a ser una gran amenaza planetaria porque la Amazonia correría el riesgo total de desaparecer, pues Bolsonaro, por ejemplo, quiere fortalecer aún más el agrobusiness y el avance de la pecuaria en la Amazonia. Esto quiere decir más deforestación más producción de CO2 y metano, principales gases de efecto invernadero.” Paulo Lima, Periodista Brasileño.

Mucho está en juego cuando los votantes en la cuarta democracia más grande del mundo vayan a las urnas en octubre. Una victoria de Bolsonaro sería un golpe devastador para las perspectivas sociales, democráticas y ambientales de la nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *