COP23

COP23, Finanzas Climáticas y el Fondo Verde para el Clima

IMG_2669.JPG

Pabellón del Fondo Verde para la Clima en la COP23

El tema de finanzas climáticas está destinado a asumir un papel crítico en la Conferencia de Cambio Climático de Naciones Unidas de 2017 (COP23) en Bonn, y expandir los avances logrados en las negociaciones anteriores. El Presidente de la COP23, Frank Bainimarama, Primer Ministro de Fiji, declaró que el acceso a finanzas climáticas es un “pilar clave” de su presidencia.

Las finanzas climáticas, en el contexto de las negociaciones internacionales, se originaron en la creación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en 1992.  Se acordó que las naciones desarrolladas “tomarán todas las medidas posibles para promover, facilitar y financiar, según proceda, la transferencia de tecnologías y conocimientos prácticos ambientalmente sanos, o el acceso a ellos, a otras Partes.”  El Protocolo de Kyoto avanzó la cuestión de las finanzas climáticas, ayudando a establecer el Fondo de Adaptación, el cual tiene como meta financiar proyectos para ayudar a las naciones en desarrollo a adaptarse al cambio climático.  

En años recientes, el financiamiento climático ha tenido un papel importante en las negociaciones climáticas.  El Acuerdo de Copenhague en 2009, pide a los países desarrollados que movilicen $ 100 mil millones anuales para que en 2020 se aborden las necesidades de los países en desarrollo.  Por otro lado, las negociaciones de 2010 en Cancún, resultaron en la creación del Fondo Verde para el Clima, un fondo para que las naciones más ricas ayuden a las naciones en desarrollo a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.  Y más recientemente, el Acuerdo de París reafirmó el compromiso de 100.000 millones de dólares establecido en Copenhague.

logo-ruta-rectangulo3.png

Antes de la COP de este año, se realizaron anuncios clave sobre el financiamiento climático.  El pasado 16 de octubre, el Banco Asiático de Desarrollo anunció que aumentaría su financiamiento a más de $ 500 millones entre 2017 y 2020, duplicando así sus aportes en años anteriores.  Al día siguiente, Fiji, la nación anfitriona de la COP23, se convirtió en el primer país en desarrollo en emitir un bono verde para financiar sus acciones de mitigación y adaptación al cambio climático

https://platform.twitter.com/widgets.js
 

Joe Thwaites, un Asociado en el Centro de Finanzas Sostenibles en el Instituto de Recursos Mundiales, habló sobre el importante papel que se espera que desempeñe la financiación climática durante COP 23.

“Esta es la primera COP organizada por un pequeño estado insular en desarrollo, y con los impactos del cambio climático cada vez más claros, un énfasis clave de las negociaciones probablemente sea el apoyo a los países más pobres y vulnerables”, dijo Thwaites. “Es probable que haya un fuerte enfoque en las finanzas de adaptación; fondos para ayudar a los países a lidiar con los impactos del cambio climático.”

Thwaites continuó: “Hay varios puntos de la agenda donde se discutirá esto.  Los países están considerando cómo el Fondo de Adaptación servirá al Acuerdo de París.  Además, se revisará el progreso hacia el objetivo de los países desarrollados de movilizar $ 100 mil millones al año para los países en desarrollo para 2020, y proporcionará asistencia sobre cómo la financiación, en particular para la adaptación, se puede ampliar.  Además, los negociadores discutirán cómo los países deberían tener en cuenta, informar y revisar el financiamiento climático proporcionado y recibido, y cómo los países en desarrollo pueden articular sus futuras necesidades de apoyo.  Cada año, la COP también brinda orientación al Fondo para el Medio Ambiente Mundial y al Fondo Verde para el Clima.”

Desde que la decisión de Trump llegó después de una entrega de $ 500 millones para el Fondo Verde Climático del presidente Barack Obama, existía una preocupación considerable de que el objetivo de invertir $ 100 mil millones anuales para mitigación y adaptación para los países en desarrollo puedese verse comprometido.  Aún así, el resto de la comunidad internacional está lista para avanzar este mes.

“La situación en los Estados Unidos es obviamente preocupante,” indicó Donovan Escalante, analista senior de Climate Policy Initiative.  “Sin embargo, no creo que supere el avance que se ha hecho durante la última década para combatir el cambio climático. Hemos visto enormes progresos en la reducción del costo en renovables, se ha aumentado las acciones en eficiencia energética y se han creado políticas públicas que que pueden resolver el problema climático”. 

En muchos aspectos, el cambio en la política por el parte de la Administración Trump ha ayudado, en los meses previos a Bonn, a fortalecer  a la comunidad internacional así como a muchos gobiernos locales y estatales en los Estados Unidos.

“Después del retiro del Acuerdo de París anunciado por Trump, 14 estados de EE. UU. y más de 500 ciudades se han comprometido a adoptar y respetar los objetivos climáticos del Acuerdo”, dijo Thwaites.  “Varias ciudades y estados han expresado su interés en un esfuerzo colectivo para contribuir al financiamiento climático internacional.  Otros países también se mantienen firmes y cumplen sus compromisos con el Fondo Verde del Clima. Por lo tanto, si el gobierno federal de EE. UU. se retira, sigue habiendo un apoyo fuerte para Fondo Verde y la acción climática en general.”

cropped-logo-ruta-20161.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s