Salud

En la ruta hacia un acuerdo por la salud global.

Cambio climático y salud en el Perú: una vieja historia.

El clima y el tiempo siempre han repercutido mucho en la salud y el bienestar de los seres humanos, pero, al igual que otros grandes sistemas naturales, el sistema climático ya empezó a sufrir la presión de las actividades humanas. El cambio climático global representa un nuevo reto para las actuales medidas encaminadas a proteger la salud humana.

Según se prevé, entre 2030 y 2050 el cambio climático causará unas 250.000 defunciones adicionales cada año, debido a la malnutrición, el paludismo, la diarrea y el estrés calórico.

Fuente: Centro de prensa de la  Organización Mundial de la Salud OMS

 

Pero ¿Cómo nuestras sociedades pueden prevenir o mitigar los efectos en la salud que traerá el cambio climático? Hablamos entonces de las estrategias de adaptación y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Cuando hablamos de reducciones de gases nos acercamos al cada vez más popular término y por qué no decirlo, la meta en común: Alcanzar una economía “descarbonizada” es decir libre de emisiones de gases causantes  del cambio climático tales como el CO2, en otras palabras una economía que no dependa más de combustibles fósiles como el petróleo o el carbón.

Lograr la descarbonización de la economía global y los beneficios para la salud pública que esta conllevará ya no es una decisión de tipo técnico o económico, sino que se trata de una opción a nivel político.

Fuente: Conclusión del 2015 Lancet Commission on Health and Climate Change.

http://www.thelancet.com/commissions/climate-change

 Sin embargo, para saber qué hacer, hay que saber a dónde ir. Los expertos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático o IPCC han determinado que es necesario descarbonizar las economías para el 2050, con una reducción de 40 a 70% de emisiones para tener mayor probabilidad de evitar superar un incremento de 2° Centígrados de la temperatura del planeta (IPCC AR5 Synthesis Report), hecho que como se mencionó antes, traería consecuencias graves a la salud global.

Esta meta puede parecer ambiciosa, sin embargo, pensar en realizar cambios contundentes recién luego de la segunda mitad del siglo, podría probablemente ser muy tarde para todos.

En este contexto, Perú es uno de los países más vulnerables al cambio climático y por consecuencia a tener mayores impactos a la salud. Cuando se aborda este asunto, la salud podría verse afectada desde distintos lados, la Organización Mundial de la Salud lo resume de la siguiente manera:

xx

“Los efectos del cambio climático se pueden observar, por ejemplo, en la intensificación e incremento de la frecuencia de fenómenos climáticos extremos como el Fenómeno del Niño (ENSO), entre otros fenómenos a nivel mundial (inundaciones, huracanes y tifones, plagas y desplazamiento de vectores de enfermedades, alteración de condiciones de producción de alimentos”.

Fuente: Estrategia Nacional de Cambio Climático de Perú. 2014

El Perú ha planteado estrategias a corto plazo como la Estrategia Nacional de Cambio Climático con miras al 2021 y para octubre de 2015 habría presentado al CMNUCC el Compromiso climático del Perú INDC con miras al año 2030, el cual incluye una reducción de gases de efecto invernadero. Por otro lado con miras al largo plazo el país se encuentra trabajando en el Proyecto Planificación ante el Cambio Climático con miras al 2050, el cual incluye una serie de documentos técnicos y científicos que buscan contribuir a un desarrollo que considere al cambio climático como un tema crucial, punto clave para el ansiado desarrollo económico, social y ambiental.

Sin embargo, ¿Cuánto hemos avanzado en la descarbonización de nuestra economía? O es que acaso el Perú debería apostar más por un futuro de energía renovables, solo recordemos que en el 2012 solamente el 11% del total de fuentes primarias de energía correspondía a energía renovables, siendo el resto a combustibles fósiles.  En este proceso, nos sumamos todos y no solamente los políticos, niños, jóvenes y ancianos, ya sea tomando decisiones simples como elegir  el medio de transporte menos contaminante, así como haciendo uso de una de las facultades más importantes que tenemos y que puede cambiar el mundo, compartir nuestra opinión, promover el cambio y brindar soluciones. La decisión de lograr un acuerdo global por nuestra salud es responsabilidad de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s