Noticias Climáticas

Retirada inminente de Estados Unidos ensombrece la COP25

Foto: North Charleston

La inminente salida de los Estados Unidos del Acuerdo de París marca uno de los momentos más oscuros en la historia de la gobernanza climática y podría poner freno los impulsos que surjan de la conferencia climática de este año en Madrid (COP25). Pero la presencia de la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, y de otros legisladores demócratas al inicio de la conferencia, muestra que Estados Unidos no tiene la misma opinión.

Estados Unidos ya ha comenzado el proceso para retirarse, pero no puede salir formalmente del acuerdo hasta el 4 de noviembre del próximo año, un día después de las elecciones presidenciales de Estados Unidos y cuatro días antes de que comience la COP26.

Una pequeña delegación estadounidense está presente en la COP25

El Secretario de Estado Mike Pompeo y otros funcionarios de alto rango de la Administración de Trump decidieron no asistir a la conferencia climática que comenzó el 2 de diciembre. Mientras tanto, una pequeña delegación de funcionarios del Departamento de Estado aún son tomadores de decisiones clave en las negociaciones en torno a pérdidas y daños y a mercados de carbono, que se esperan para finales de esta semana.

La delegación ha mantenido una postura obstruccionista sobre ciertos temas en la COP25, que son consistentes con las posiciones previas de Trump.

“La delegación de los Estados Unidos está ayudando en algunos temas, como lo son transparencia y reglas sólidas para las transacciones del Artículo 6”, dijo Alden Meyer, Director de Estrategia y Política de Union of Concerned Scientists. “En otros temas, como pérdidas y daños, finanzas y aumento de la ambición, no son útiles. No pueden ser, dado el presidente que hay y la posición actual de la administración, por lo que eso no va a cambiar hasta después de la COP26″.

Estados Unidos recibió varias veces el premio “Fósil del Día” de Climate Action Network en la COP25.

En las negociaciones de este año, Estados Unidos ha sobresalido contra el financiamiento de pérdidas y daños.

“Estados Unidos dice que su presencia aquí será bastante mínima y que va a tener una delegación centrada en cuestiones técnicas”, dijo Collin Rees, activista de Oil Change International. “Y luego los ves haciendo cosas como destrozar una pieza increíblemente importante de las negociaciones sobre pérdidas y daños”.

Delegación demócrata llega en los primeros días de la COP25

Pelosi y su delegación hicieron una breve aparición en la conferencia para mostrar su apoyo al Acuerdo de París. La delegación incluyó cuatro presidencias de algunos de los comités más relevantes de la Cámara sobre política climática.

De vuelta en los Estados Unidos, Pelosi y su delegación hicieron una conferencia de prensa sobre la COP25. “Nuestro mensaje a ese grupo allí es que a pesar de que el Presidente se ha retirado del Acuerdo de París, todavía estamos dentro”, dijo Pelosi. “Todavía estamos para proteger el medio ambiente de nuestros niños y su futuro”.

Pero Pelosi y los demócratas, que han sido escépticos sobre el Green New Deal y otras propuestas, están siendo presionados para ir más lejos:

“Este no es el mismo espacio climático internacional que cuando Obama no estaba haciendo lo suficiente, y creo que existe un deseo entre los demócratas establecidos de volver a eso. Pero creo que fue una llamada de atención muy útil para ellos y para los políticos estadounidenses de que ya nada es igual y no van a salirse con la suya”, dijo Rees. “Creo que tiene un impacto bastante grande en su postura sobre el clima, y eso irá dando sus frutos”.

Una victoria demócrata cambiaría la diplomacia climática de EE. UU.

Gran parte del futuro de la diplomacia climática de los Estados Unidos depende de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos el próximo noviembre. Una victoria del candidato demócrata podría significar que el país regrese al Acuerdo el 21 de febrero de 2021, 30 días después de la toma de posesión del próximo presidente. Una victoria de Trump significaría que Estados Unidos probablemente quedaría fuera durante al menos otros cuatro años y eso podría socavar aún más la integridad del Acuerdo.

“Importará mucho quién gane las elecciones presidenciales la semana antes”, dijo Meyer. “Si Trump es reelegido, el mundo se enfrentará a eso y tratará de averigüar qué significa para París. ¿Eso promovería que otros países para consideren hacer lo mismo? ¿Se irían los Jair Bolsonaro y Scott Morrison del mundo, o no tendría ningún impacto?

Independientemente del ganador de las elecciones del próximo año, la delegación estadounidense tendrá que responder ante un público cada vez más movilizado, que exige a su gobierno acción climática.

“El hecho es que estamos viendo un movimiento creciente en las calles que exige acción climática, que pide cuentas a los gobiernos cuando no cumplen, o cuando se ponen más del lado de las corporaciones en su país que con las personas que se ven directamente afectadas por la crisis climática”, dijo Sriram Madhusoodanan, Director Adjunto de Campañas en Corporate Accountability. “Ya estamos viendo un gran impulso en términos de ciudades y estados en los Estados Unidos que avanzan en litigios contra una industria que ha conocido y ha alimentado esta crisis durante todo este tiempo”.

Categories: Noticias Climáticas

Deja un comentario