EEUU

El Candidato Presidencial Inslee Presenta un Plan para Combatir el Cambio Climático y Promover Empleos

Foto: U.S. Department of Energy

El gobernador del estado de Washington y candidato demócrata a la presidencia, Jay Inslee, anunció el 16 de mayo un Evergreen Economy Plan de $9 trillones, su segunda gran propuesta climática. Inslee ha puesto la lucha contra el cambio climático en el centro de su campaña.

Busca crear 8 millones de empleos en los próximos 10 años en la medida que los EE. UU. hacen la transición a una economía neutral en carbono.

El plan de 38 páginas se enfoca en cinco estrategias clave para el crecimiento económico: promover la economía de energía limpia de los Estados Unidos, construir una infraestructura sostenible y climáticamente inteligente, liderar al mundo en manufactura limpia, invertir en innovación e investigación científica y garantizar buenos empleos.

“Necesitamos una movilización completa de la economía de Estados Unidos para enfrentar la crisis climática. Medidas a medias no lo harán. No ganamos la mitad de la Segunda Guerra Mundial,” dijo Inslee.

El candidato del clima

Inslee, que está con menos de un uno por ciento en las encuestas, ha intentado distinguirse de los otros 20 candidatos demócratas al hacer del cambio climático el tema clave de su candidatura. Aunque es una posibilidad remota de ganar, Inslee está intentando impulsar el discurso sobre el cambio climático en la primaria. Ha criticado a otros candidatos, como Joe Biden y Beto O’Rourke, por no liderar el tema del medio ambiente y pidió ni un debate centrado exclusivamente en el cambio climático.

“Inslee es el único candidato en la carrera que está tratando el tema de cambio climático de la forma en que la ciencia dice que el cambio climático debe ser tratado: no como un problema entre muchos, sino como la emergencia primordial de nuestra era,” escribió Vox Editor-at-Large Ezra Klein

Desde que se convirtió en gobernador en 2013, Inslee se ha establecido como un líder climático. En 2014, Inslee firmó la Orden Ejecutiva de Contaminación de Carbono, en la que creó un grupo de trabajo para la reducción de emisiones de carbono y trató de eliminar la electricidad producida a partir del carbón. Junto con el Gobernador Andrew Cuomo de Nueva York y el ex-Gobernador Jerry Brown de California, Inslee formó la Alianza Climática de los Estados Unidos después de la decisión del Presidente Donald Trump de retirar a los Estados Unidos del Acuerdo de París en junio de 2017.

En mayo, Inslee firmó los proyectos de ley que ordenaban el 100 por ciento de energía limpia y prohibía el fracking. También anunció su oposición a dos proyectos de gas natural propuestos.
 
La decisión de Inslee de oponerse a estos proyectos de infraestructura de gas marcó una reversión de su posición anterior. Algunos grupos ecologistas habían criticado a Inslee por su postura anterior.

“Gobernador Inslee ha hablado con elocuencia sobre la amenaza del cambio climático, pero no se ha opuesto enérgicamente al fracking, e incluso ha apoyado la construcción de infraestructura de gas fracturado aquí en el estado de Washington,” escribió Thomas Meyer, el gerente de organización regional de Food & Water Action, antes de que Inslee decidiera cambiar de rumbo.

En su primera gran propuesta, Inslee anunció su Plan 100% de Energía limpia para América. Exige que se reduzcan a la mitad las emisiones de los EE. UU. para el 2030 y que se alcancen las emisiones netas a más tardar en el 2045. Inslee también busca cerrar todas las plantas de carbón para 2030 y garantizar que los nuevos vehículos de pasajeros, camiones y autobuses, sean libre de emisiones para el 2030.

Nicole Ghio, Gerente del Programa de Combustibles Fósiles en Friends of the Earth Action, elogió a Inslee por estar “comprometido a llevar esta lucha a nivel nacional.” Continuó diciendo:

“Friends of the Earth Action espera con interés sus próximas políticas sobre justicia ambiental, agricultura, una transición justa, más empleos, y manteniendo los combustibles fósiles en el suelo.”

Un camino audaz hacia adelante

El plan de Inslee ofrece un enfoque integral para la transición de los Estados Unidos a una economía neutral en emisiones de carbono mientras se sostiene el crecimiento económico.

Busca crear una nueva autoridad financiera federal para ayudar a financiar proyectos de energía limpia, promover la transformación de energía liderada por la comunidad y apoyar la inversión del sector privado en energía limpia.

Inslee también solicita un sistema de infraestructura modernizado que soporte vehículos con cero emisiones y amplíe el tránsito público. Además, quiere renovar las redes regionales de transmisión de electricidad y distribución local.

A través de la inversión directa, los incentivos fiscales y las asociaciones público-privadas, Inslee planea ecologizar el sector manufacturero de la nación. Tiene la intención de lanzar un programa nacional “Buy Clean” para promover la adquisición de materiales amigables con el medio ambiente, acabar con los super-contaminantes como los hidrofluorocarbonos (HFC) y el metano, e implementar nuevas normas para la eficiencia industrial y la intensidad de carbono.

Otro de los objetivos de Inslee es reafirmar el estatus de los Estados Unidos como líder en investigación y desarrollo científico al invertir en investigación de energía limpia, innovaciones agrícolas, tecnologías de transporte y soluciones climáticas industriales.

En las próximas semanas, Inslee ha prometido introducir políticas adicionales sobre justicia ambiental, agricultura, poner fin a los subsidios de combustibles fósiles y proteger las tierras públicas.

Alabado por los ambientalistas

El Evergreen Energy Plan de Inslee recibió una respuesta positiva por su ambición y nivel de detalle.

“Un plan climático realmente poderoso y completo de @JayInslee: esto marca un camino viable hacia adelante,” escribió el fundador de 350.org Bill McKibben en Twitter.

El activista por el clima de Greenpeace USA, Charlie Jiang, también intervino:

“Inslee tiene razón al reconocer que alejarse de los combustibles fósiles no es solo un imperativo para nuestro clima, es una oportunidad económica masiva. Ahora mismo tenemos la oportunidad de crear millones de empleos nuevos que sustentan a la familia en la economía de la energía renovable, una oportunidad que nuestro próximo presidente no puede dejar pasar. Lo más importante es que el plan de Inslee reconoce que los trabajadores que están siendo explotados por la industria de los combustibles fósiles y los que están en la línea del frente de los desastres climáticos deberían ser los primeros en beneficiarse.”

En una amplia gama de candidatos demócratas, Inslee ofrece mucho para reflexionar y celebrar los asuntos climáticos. Merecen el centro del escenario que les ha dado.

Categories: EEUU, Noticias Climáticas

Deja un comentario