En la COP25, un cambio de ubicación de último minuto de Chile a España presentó importantes obstáculos logísticos para los participantes con escasos recursos en el Sur Global y otros lugares. Los altísimos costos de los hoteles, las reglas de cuarentena del Reino Unido y los problemas de vacunación fueron algunos de los principales obstáculos que enfrentaron los delegados y las organizaciones de la sociedad civil (OSC) de cara a la COP26 en Glasgow. El año pasado, en la COP27 en Egipto, el acoso a las OSC por parte del gobierno anfitrión “alarmó” a los expertos de la ONU con su represión contra el activismo. Los conflictos entre funcionarios de Seguridad de la ONU y egipcios y el acoso de activistas dentro de la sede de la COP pusieron en duda quién tenía el control del espacio. La idea de un espacio cívico era inexistente en la COP27 para los participantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *