daños y

pérdidas

¿Qué es daños y pérdidas?

Las pérdidas son impactos negativos en relación con los cuales la reparación o restauración es imposible”, mientras que los daños se consideran “impactos negativos en relación con los cuales la reparación o restauración es posible.” Se trata de elementos tanto económicos como no económicos, como culturas, tradiciones, idiomas, e incluso el verse obligado a dejar el hogar para salvaguardar la vida.

Las pérdidas y daños van más allá de los límites de la adaptación climática, y son la huella de la irresponsabilidad del Norte Global.

 

Responsabilidad:

Los daños y perdidas afectan desproporcionadamente a las poblaciones más vulnerables y violentan los derechos humanos. Estas son las menos responsables por las causas del cambio climático, pero deben enfrentar sus consecuencias solas por la irresponsabilidad de los países del norte. Los grandes emisores de carbono son responsables por los daños y pérdidas, pero llevan 3 décadas bloqueando discusiones y mecanismo de financiamiento. La Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC) no ofrece una respuesta financiada ni sistemática a este problema.

Compensación:

Los grandes emisores de carbono tanto públicos como privados, tienen una responsabilidad común pero diferenciada y las comunidades vulnerables tienen derecho a la reparación por el daño sufrido. Las personas afectadas tienen derecho a reclamar compensación y la responsabilidad legal por el daño ambiental transfronterizo que los modelos económicos basados en el uso intenso de carbono han generado. Sin embargo, este derecho a que se rectifique el daño y la pérdida irreparable es activamente negado en la CMNUCC por el párrafo 51.

A medida que avanzamos con la puesta en marcha de la Red de Daños y Pérdidas de Santiago (SNLD, por sus siglas en inglés) y continuamos impulsando la creación de un mecanismo de financiación independiente, es fundamental desarrollar un sólido marco de monitoreo y evaluación (M&E) adaptado específicamente a los daños y pérdidas

Los negociadores deben impulsar un mecanismo sólido y sostenible que incorpore un enfoque basado en los derechos humanos. La financiación por las daños y pérdidas debe distinguirse del carácter voluntario, imprevisible y transitorio de la ayuda humanitaria. El despliegue de la ayuda humanitaria para hacer frente a las daños y pérdidas derivados de los fenómenos meteorológicos extremos es lamentablemente insuficiente para hacer frente a la magnitud del problema.

Este informe comparte testimonios de comunidades locales en América Central sobre sus desafíos para abordar los daños y pérdidas. Centroamérica es una de las regiones más afectadas por los impactos climáticos pero con menor participación en las discusiones climáticas globales. Por ello, La Ruta del Clima viene impulsando esfuerzos para generar investigación desde dentro de la región.